(Por las características del tema se trata de un texto extenso en el que además Ey agrega fragmentos de trabajos de varios autores)

Las extravagancias del surrealismo (hiperrealismo) son como un insulto al sentido común y por lo mismo tocando al psiquiatra en el centro de su trabajo profesional lo llevan a defenderse. Pero si toma conciencia de su rol y de su función no aceptando desempeñarse como enderezador de errores entonces, entre los juegos del sueño y de la realidad, se encuentra con el poeta. Frente a frente, opuesto e idéntico a el como su imagen simétrica. Ey se propone considerar el ‘drama de ese encuentro’ la trampa real y profunda que el surrealismo y la Estética en general abre delante de nosotros. La genialidad, la fantasía, la inspiración constituyendo la trama del arte y burlando la realidad deslumbran nuestros ojos, con tanta luminosidad que hay que hacer un esfuerzo para ver claro.

Leer resumen completo