La idea que funda a la psiquiatría es que hay hombres cuya naturaleza (su organización, el sistema nervioso) está alterada. En último término la patología de la libertad refiere a la patología nerviosa. Se debe cuidar no caer en la ilusión de la mitología cerebral de la época de Wernicke.

Es necesario reflexionar en la estructura de la enfermedad mental que no es una simple variación estadística de los comportamientos adaptativos que suceden en las estructuras sociales humana, ni tampoco el efecto simple de una lesión cerebral.

Leer resumen completo