El Dr. H. Casarotti, invitado por la Sociedad de Psiquiatría del Uruguay, disertará sobre el “Significado del saber filosófico para el psiquiatra” (25 de setiembre 2015, 20.30; SMU: Br. Artigas 1515).

Las ideas que encuadran el contenido de esta conferencia son: (1) primero que la reflexión filosófica constituye una referencia crítica que todo saber necesita (fundamenta el trabajo a la vez que plantea dudas haciendo que el psiquiatra se pregunte sobre lo que hace, ordena, jerarquiza poniendo en guardia contra encuadres epistemológicos insuficientes o erróneos, etc.). (2) segundo que ese ‘control’ que la reflexión filosófica lleva a cabo con relación a todo saber no incrementa el conocimiento específico que es el saber psiquiátrico. (3) tercero que, para que los filósofos puedan cumplir correctamente, con ese objetivo, deben partir de un conocimiento objetivo de la patología mental. Conocimiento que no es solo lo que la ciencia psicopatológica aporta, sino que exige tener experiencia de la praxis psiquiátrica cotidiana en base a un trato directo y prolongado con los pacientes mentales en su realidad clínica y según sus exigencias diagnósticas y terapéuticas.

La consideración del desarrollo histórico de la psiquiatría pone de manifiesto por un lado, cómo los psiquiatras trabajando sobre la realidad de la enfermedad mental han hecho aportes originales a la filosofía, y por otro, cómo ese trabajo de aproximación al hecho psicopatológico, sabiendo o no filosofía, fue llevado a cabo con métodos y conceptos antropológicos de fundamento filosófico.